Vivir sin Quejas

JimmySunset

La mayoría de los que ahora me seguís sois amigos y familia. Por ello, y después de pedir permiso a los poderes de “arriba”, comparto otra vez un post de hace año y medio, que tenía algo olvidado…

Como sabéis, Jimmy ha sido una inspiración para muchos muchos de nosotros. Mi proyecto, mi coaching, ha cobrado vida en gran parte gracias a él. Jimmy siempre creyó en mi, y en los momentos más difíciles, siempre se aseguró de que yo no dejara de creer tampoco. Cada vez que me quejaba de algo, él siempre tenía una buena respuesta que me desarmaba y me hacía ver la vida con perspectiva.

Va por ti, Brother…

“21 de mayo, 2012
Feliz lunes. Ya estamos de vuelta! Después de una semana fantástica de celebración, retomamos nuestra vida en Benahavis. Como bienvenida, nos han despertado los pajaritos cantando. Luego, a Charo y a mi, 100 golondrinas nos han hecho bailes acrobáticos para dibujarnos una sonrisa bien grande. Aparte de pensar en ti a menudo y sobre todo cada vez que oigo o veo un pájaro, Jimmy: hoy he decidido que voy a honrarte cada semana con una iniciativa nueva (bueno, nueva para mi…). La de esta semana:

VIVIR SIN QUEJAS

Fácil, eh? Yo me lo pongo de reto. Cada vez que me vaya a quejar, o sea consciente de estar quejándome, voy a parar, rectificar mis palabras o pensamientos (porque MUCHAS veces nos quejamos por lo bajini, y muchas veces, de nosotros mismos!!!). A continuación, voy a pensar en tu sonrisa, en tu capacidad para sobrellevar tanto dolor con tanta elegancia, sin quejas. Voy a recordar todas las razones que tengo para no quejarme… que son TANTAS… Seguro que el día se transforma en algo bonito bonito. Se apunta alguien?”

Es fácil meterse en la dinámica de quejarse, sobre todo si hay quien nos escuche y también se queje con nosotros. Pero, ¿cómo de útil es? ¿qué nos aporta, aparte de frustación, enfado, tristeza…?

¿Qué pasaría si hoy nos quejamos un poquito menos, y nos reimos un poquito más? Los más escépticos dirán que nada bueno, que si el efecto placebo (ya hablaremos de esto más adelante…). Pero yo estoy en desacuerdo… Creo firmemente que, como poco, te sentirás más feliz. Igual hasta empiezas a ver más bondad, menos conflicto. Incluso puede que, de manera “mágica”, empieces a encontrar soluciones que antes no habías considerado… Todo es ponerse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s